TESTIMONIO DE GENARO

A TI, JUAN PEDRO
Juan, discípulo del Señor, cercano y fiel a Él desde que lo conoció…
Pedro, sencillo y sincero, pero alguna vez pero alguna vez le dijo No al Señor.
Tú, fuiste Juan, porque nunca te apartaste del Señor… y Pedro fuiste sencillo y cercano, pero nunca le dijiste no al Señor.
Tu palabra de agradecimiento estaba siempre presente; clara y respetuosa, dabas tu opinión; y en tus homilías presentabas bien la Palabras del Señor. Fuiste el auténtico embajador por las ciudades del mundo, llevando el mensaje de un Mundo Mejor... el de Él… por eso, cercano a ti, me hiciste un poco mejor.  

Genaro